Manalisco recibió al Señor del Encino con gran alegría

0
99

Ya son 76 veces que el Señor del Encino visita la Parroquia de Manalisco, este pequeño rincón de la Diócesis de San Juan de los Lagos.

El Señor del Encino se lleva caminando en una fervorosa caminata desde Yahualica hasta Manalisco, se hace la caminata partiendo de la cabecera municipal para llegar a Manalisco a las 5 de la tarde aproximadamente.

Esta caminata se realiza el 16 de enero, ya es toda una tradición para los hijos de esta parroquia de Santiago apóstol y vecinos de la región, los cuales acuden de varios pueblos vecinos, se llegan a juntar cientos de personas que caminan hasta Manalisco donde el Señor del Encino está hasta el 26 de enero.

La gente de este pueblo de Manalisco, generación tras generación, va transmitiendo cariño y amor a Dios a través de la bendita imagen del Señor del Encino, pues recibimos muchas bendiciones por intercesión de esta bendita imagen.
El día 25 es el día culminante de la fiesta. Como ya es tradición, año con año se llevó a cabo la eucaristía de fiesta en la entrada del pueblo. Este año por primera vez, la eucaristía fue celebrada por el señor Obispo Jorge Alberto Cavazos, quien con alegría compartió la fe y los mejores deseos para este pueblo lleno de devoción y fe al Señor del Encino, junto al obispo también estuvieron más hermanos sacerdotes como el Pbro. Trinidad, quien fuera párroco hace muchos años aquí en Manalisco y el cual saludaba alegremente y con mucho cariño a las personas de la comunidad. Al terminar la eucaristía, se disfrutó de un espectáculo pirotécnico con música y gran algarabía. Las calles lucían llenas de gente, pues son cientos de personas las que acuden a la celebración.

El día 26 se regresa el señor del Encino caminando hasta Yahualica nuevamente.
Gracias a todos los sacerdotes que asistieron a compartir estas fiestas, gracias al Señor Obispo Jorge Alberto y gracias a todas las personas participantes, hijos ausentes y vecinos.
Gracias al señor cura José Rodríguez Parada, párroco de Manalisco y al padre Benito González quienes siempre están demostrando entusiasmo y entrega por nuestro pueblo.

Artículo: Saúl González Pérez