“EL ORGULLO DE SER MUJER Y LA GRANDEZA DE SER MADRE”

0
246

Hoy, más que nunca, todos debemos estar en la lucha de la equidad de género porque es una lucha justa, necesaria y además urgente. Tenemos el atraso de siglos y milenios, cuando, en la primera página de la Biblia, Dios la escribió, para siempre, diciendo: “A los dos los hizo hombre y mujer y a los dos los hizo a su imagen y semejanza.” Pero, hoy, el empoderamiento de las mujeres puede desviarse, cuando se pretende un… –llamémoslo- “machismo femenino.” Es decir, cuando se quiere esconder la riqueza de su singularidad femenina, haciendo suyos los vicios masculinos; cuando quieren ellas renunciar a su feminidad en aras de una equidad funcional que, a la larga, no les favorece. También tienen el peligro de confundir la igualdad de derechos de hombres y mujeres, con la identidad de género que a los dos sexos hace daño y a nadie beneficia.

Hoy, me parece una gran injusticia a la mujer que se exalte la singularidad de ser mujer y al mismo tiempo se oscurezca la excelsitud de ser madre. Es una manipulación y una trampa peligrosa que frenen de distintas formas su maternidad en favor de un famoso derecho sobre su cuerpo que no es su cuerpo, sino de su hijo, por pocos días que tenga de engendrado. Me parece inhumano que despierten instintos homicidas mediante el aborto voluntario sin advertirles que ésto las marcará para toda la vida en su más íntimo ser; cuando han sido llamadas a ser madres de los vivientes, convirtiéndose fatalmente en instrumentos de muerte.

¿Cómo celebrar el día de las madres, estas madres que llevan el estigma de la muerte ajena, llevadas por demagogias políticas que no buscan el bien de cada persona sino sólo su voto y complacencia? Y ¿Cómo no celebrar a todas nuestras madres, chapadas a la antigua, orgullosas de ser mujeres y agradecidas por ser madres?

Read the latest car news and check out newest photos, articles, and more from the Car and Driver Blog.