San Antonio de Padua

0
129

Coronando un cerro al oriente de nuestro pueblo, se encuentra un pequeño templo del siglo XIX dedicado a San Antonio de Padua y es tradición festejar del 5 al 13 de junio al Santo Patrono.

Actualmente se encarga del lugar, el Padre Marco Antonio Díaz Gómez quien con un equipo prepararon los festejos.

Cada día al despuntar el alba,  el repique de campanas invitaba a rezar el rosario por las calles del barrio, acompañado con cantos, a las 10 horas se celebraba la misa ordinaria  y por las tardes la Solemne Eucaristía y el rezo de la novena; luego la típica kermesse para disfrutar de una buena cena y alegrarse con la música en vivo.

Este año recibieron el distintivo de la adoración nocturna varias personas del barrio, de manos del Vicario General el Padre Ramón Orozco Muñoz. Asimismo nos acompañó a la misa de unción de enfermos nuestro Obispo Emérito Don Felipe Salazar Villagrana.

Presidieron también las celebraciones: los Padres: Alfredo Ruvalcaba Gómez, Guadalupe Gómez Núñez, Ireneo Gutiérrez Limón,  Rafael Domínguez García, Saúl Legazpi Sandoval, Fco. Javier Cruz Ramírez, Marco Antonio Díaz Gómez y Santiago López Vázquez.

Por la tarde del día 13, la Orden Franciscana Seglar peregrinó del templo parroquial de San Miguel Arcángel hasta el templo de San Antonio, acompañados con la banda de música; concelebraron el día de la fiesta los tres sacerdotes de nuestra parroquia (Sr cura Santiago, Padre Saúl y Padre Marco Antonio), después de la Eucaristía se repartió el “pan de San Antonio” a todos los presentes.

En la kermesse se coronó a la niña reina y sus princesas, se tuvo una bonita convivencia en medio de música y para concluir los festejos  se quemó el castillo. Aunque extrañamos la tormenta característica de este día, regresamos a nuestros hogares contentos de haber homenajeado al Santo de los Milagros.