Agradeciendo al Señor Dios sus bendiciones, les saludo.

0
132

Estimados hermanos. Estamos celebrando los primeros 45 años de ser diócesis por la gracia de Dios. El Papa Pablo VI (ahora beato) dio la Bula (documento pontificio sobre asuntos administrativos o judiciales)”Qui Omnium” En el año 1972. Se desprende de la Arquidiócesis de Guadalajara siendo su primer Obispo el Excelentísimo Señor Francisco Javier Nuño.

Hasta ahora la diócesis ha tenido seis Obispos:

  1. Francisco Javier Nuño(+)
  2. José López Lara (+)
  3. José Trinidad Sepúlveda ( emérito y esta siendo atendido en el Hospital Trinitario  en Guadalajara).
  4. Javier Navarro ( actualmente Obispo de la diócesis de Zamora, Michoacán).
  5. Felipe Salazar Villagrana (emérito y vive en San Juan).
  6. Jorge Alberto Cavazos Arizpe (actual).

Estamos conformados por 21 municipios (uno de Guanajuato), y más de 100 comunidades parroquiales y cuaciparroquias.

Ser una diócesis (territorio o distrito eclesial), es formar una familia que vivimos ciertas circunstancias por pertenecer a un territorio o forma de vida. Somos una porción de La Iglesia católica, -fundada por Cristo, por quien Él ha dado la Vida-,  pero que peregrinamos en estas tierras; Siempre bajo la guía del Sucesor del Apóstol Pedro (primer Papa), actualmente el Santo Padre Francisco. Y a quienes los Papas envíen como obispo, para regir santificar, enseñar a la diócesis encomendada. Quienes formamos esta hermosa diócesis debemos sabernos herederos de La Buena Nueva que hemos recibido de y desde los mismos Apóstoles y además de los testimonios, valores y acciones de nuestros antepasados.

Hoy damos  gracias a Dios y nos disponemos a vivir un “año de escucha y discernimiento” para ver cómo debemos llevar esta gran herencia Apostólica y de nuestros antepasados ( muchos de ellos mártires) a toda persona en nuestra diócesis y seguir así la obra de santificación de todos,  construyendo en Reino de Jesucristo en todas las cosas de la vida.

Agradecer es reconocer lo que hemos recibido y ha causado bendiciones y beneficios diversos en nosotros y nuestra región. Agradecer es mirar que Dios nos ama y nos ha dado muestra de ello. Agradecer es saber que hay muchas situaciones muy buenas y que nos impulsan a otras más grandes. Seamos agradecidos y viendo hasta dónde hemos llegado, sigamos viviendo santificándonos y construyendo el Reino de Dios.

Cómo dejar de agradecer al Señor las múltiples bendiciones que nos ha dado por la presencia hermosa de nuestra Madre Santísima de San Juan y sus ruegos al mantenernos siempre en su manto. Que Ella sea ejemplo y alegría de nuestra vida, familia, misión de cada uno y de nuestra fe.

Este fin de semana en cada comunidad se harán algunas oraciones para que unidos agradezcamos al Señor sus Dones y su compañía Santa.Felicidades a todos y mi agradecimiento a Dios y a cada uno de ustedes por su fe y testimonio. A seguir haciendo visible el Reino de Dios.

+Jorge Alberto Cavazos Arizpe.

Vl Obispo de la Diócesis de San Juan de los Lagos.