Gracia y paz para todos Ustedes

0
49

En esta ocasión comento algo sobre el amplio y maravilloso mundo de los adultos mayores. Este mes es dedicado a ellos y cómo no hacerlo; ellos han construido el México y la fe que están en nuestra base. Agradezco en la persona de cada uno de ellos a tantos héroes anónimos que en la familia, en el campo, en situaciones fuertes, de pobreza incluso, han sabido amar a Dios, a la vida y a tantos valores que por tristeza hemos perdido hoy. Hermanos mayores: enséñenos la sabiduría de la fe y de la vida, enséñenos a saber utilizar la energía que tenemos para realizar, para ayudar, para construir. Necesitamos de sus miradas, de sus palabras, necesitamos conocer aquel México que Ustedes llevaron en hombros y honradamente quieren que siga dando muy buenos frutos. Enséñenos a saber moderarnos, al respeto de unos por otros, enséñenos a cuidar la sencillez de la vida en el Amor y buena voluntad; enséñenos la paciencia y la humildad verdaderas.

Felicidades a los adultos mayores que tienen el don de ser abuelos: por favor sigan enseñando lo que más vale en la vida y cómo aconsejan llevar adelante situaciones de éxito como de dificultades que todos tenemos, Transmitan la fe a sus hijos y nietos, y así se asegurará un México más humano y sabio.

Con mis oraciones y mi bendición: + Mons. Jorge. C. A.