La tarde del sábado 19 de agosto de 2017, habitantes de Jalpa de Cánovas Guanajuato y de sus alrededores, se congregaron en las afueras

Parroquia del Señor de la Misericordia, en Jalpa de Cánovas Guanajuato

del pueblo para recibir a su nuevo párroco: el Pbro. Apolonio Ramírez Torres. Con música, cohetes, aplausos y sobre todo con saludos de la gente, se le dio la bienvenida. Al llegar al atrio, el Vicario General el Pbro. Ramón Orozco Muñoz, le hizo entrega de las llaves del templo parroquial, para en seguida, el Señor Cura Polo abriera las puertas; signo con el que dio inicio la toma de posesión de la parroquia del Señor de la Misericordia.

Presidió la Eucaristía, el Sr. Obispo Francisco Ramírez Navarro, tío del Señor Cura Polo; concelebraron junto con el nuevo párroco: El Pbro.

Ramón Orozco Muñoz (Vicario General), Señor Cura José Guadalupe Muñoz Porras (decano), Pbro. Ramiro García Aragón, Pbro. Abraham Cortés Loza, Ignacio Hurtado Meléndez, Pbro. J Jesús Murillo Rojas, Pbro. Salvador Reyes Macías, Pbro. Guillermo Huerta Muro, Pbro. Mauro Samuel Rodríguez García.

En la homilía, el Vicario General nos exhortó a fascinarnos de la presencia alegre y fuerte de Jesucristo, en cualquier vocación que hayamos elegido; también dijo al nuevo párroco que fascine con la alegría, con la vivencia de los sacramentos, cercano a niños, jóvenes, adultos, enfermos y así todo ese pueblo se vaya encaminando al encuentro con Dios, al encuentro con el Señor, Señor de la Misericordia.

Fuimos testigos de la gran responsabilidad que conlleva el ser pastor de una comunidad parroquial y lo que ello implica: la administración de los sacramentos, guía y cercanía con los feligreses, el trabajo administrativo, etc. Todo esto expresado en los diversos signos: entrega de los santos óleos, de los libros parroquiales, de las llaves del sagrario…

Habitantes de Jalpa de Cánovas Guanajuato, le dan la bienvenida a su nuevo párroco

Mi alegría, servir al Señor

Al final, el nuevo Señor Cura expresó: “Por gracia de Dios soy lo que soy, no hay ningún mérito que justifique lo que soy, solamente la gracia de Dios”

Dio gracias a Dios el haberlo llamado a su servicio; también mandó un saludo al Sr Obispo Jorge Alberto Cavazos y pidió por su pronta recuperación; agradeció a el Sr Obispo Francisco Ramírez Navarro, Obispo emérito de Tlalnepantla, de quien recibió tres sacramentos de su ministerio (el bautismo, la primera comunión y el Orden Sacerdotal) asimismo agradeció a los sacerdotes que se hicieron presentes para acompañarlo; a sus papás, hermanos, a los representantes de las autoridades civiles, a los agentes de pastoral y a toda la comunidad.

Puntualizó: “Tengo conciencia de que soy indigno de la encomienda que se me hace, pero me pongo en manos del Señor de la Misericordia para realizarla lo mejor posible, sé que bajo su protección y guía será la mejor manera de llevar a cabo los trabajos pastorales necesarios en esta porción del pueblo de Dios. Quiero continuar la labor que muchos hermanos sacerdotes iniciaron en estas tierras; vengo a continuar esa labor tan ardua y hermosa.  Solo quiero hacerles una petición como dice el Papa Francisco: recen por mí, ayúdenme a servirles mejor. Desde que estaba en el seminario una frase me ha motivado: Mi alegría, servir al Señor; así quiero, con su ayuda seguir sirviendo, con alegría y continuar esa encomienda que se me entrega hoy”.

Luego, el presidente del Consejo parroquial dio la bienvenida en nombre de la comunidad parroquial.

Después de la bendición y la foto del recuerdo, se nos invitó a compartir los alimentos en el atrio del templo, donde la música de mariachi amenizó el momento y las personas del lugar tuvieron la oportunidad de convivir con su nuevo párroco.

            Señor Cura Polo: Dios bendiga su ministerio y guíe sus pasos que inician por aquellos caminos de Guanajuato.

Leave a Reply