Gracias santo Niño de Mezquitic

0
23

Por: Luis Esteban Sánchez

Gracias a Dios por otro año más, la Comunidad de Mezquitic de la Magdalena, con organización del presbítero Sergio Gutiérrez y los trabajadores del santuario, se  llevaron a cabo las solemnes fiestas en honor del santo Niño de Mezquitic, o como lo conoce la mayoría de los peregrinos el “Niño del Cacahuatito”, del 4 al 6 de enero.

Todos los días comenzamos con los cohetes y los repiques de campanas muy temprano y el rezo del Santo Rosario, ya a las 12 de medio día, comenzaba la Adoración al Santísimo Sacramento y otro repique de campanas.

Los dos primeros días, por la tarde, en punto de las 5:30, partía la peregrinación saliendo del templo del Señor de las Cinco Llagas, hacia la capilla, llevando en procesión la imagen peregrina del santo Niño, llegando, daba inicio la celebración Eucarística, finalizando la misa, se hacia la tradicional quebrada de piñatas y los eventos sociales.

Ya el día 6, comenzamos con los repiques y los cohetes a las 6:00 de la mañana, y enseguida las mañanitas, así mismo a las 7:00 horas, dio inicio la celebración Eucarística.

A las 12:00 horas, se expuso el Santísimo. Y por la tarde, a las 5:45,  dio inicio la procesión con el carro alegórico y la representación de los Reyes Magos a caballo. Para así llegar a las 6:30 a la Santa Misa, donde el presbítero Sergio Gutiérrez, en su homilía nos habló de cómo fue la manifestación del Niño Dios en aquellos tiempos, y como fue la manifestación en esta comunidad hace más de 200 años.

Después de misa, se quebraron piñatas y nuestros hermanos peregrinos de San Juan de la Vega, como cada año, hicieron la tradicional levantada del Niño Dios y regalaron muchas galletas.

Más noche, los Reyes Magos hicieron la entrega de juguetes a los niños de la comunidad, comenzó la música, y se tuvo la sensacional quema del castillo y las bombas que iluminaron esta noche de alegría para todos los habitantes y peregrinos que estuvieron presentes en esta magna celebración a Jesús que se hizo hombre y ante todo se hizo niño; y que en esta comunidad quiso manifestarnos su amor y quedarse aquí con nosotros y en nuestros corazones.

Cabe mencionar que esta pequeña imagen de tan solo 5 centímetros de altura, atrae cada año a alrededor 2 millones de personas aproximadamente, y que es el tercer santuario que más peregrinos recibe en los Altos de Jalisco, entre personas que vienen en autobús, en vehículo particular, en el trasporte público o incluso algunos aún conservan la tradición de venir a pie por el antiguo camino que atraviesa el rio y pasa bajo la autopista.

Leave a Reply