“EL INE ESTÁ ENFERMO Y NUESTRA DEMOCRACIA MÁS”

0
70

 

El Instituto Nacional Electoral está enfermo y ya no es de fiar. No le salen bien las cuentas. Perdió la inocencia bautismal en que nació. Los primeros eran ciudadanos honestos y probos, amantes de la democracia. Sin compromiso con ningún partido, ni en contubernio con el Estado. Se mantenían libres del partido en el poder.

Pero, hoy, el poder los corrompió y el alto sueldo más. Pareciera que el Estado les paga para mentirle al Pueblo. Al pasar de una a otra generación el INE se degeneró. Ahora, las discusiones del INE, no son para defender el voto de todos, sino para defender al Partido que los promovió. Y sólo cuenta el Partido que cuenta con más dinero y con más poder.

El INE de hoy, no sabe sumar. Da muestras claras de autorizar ilegalidades y dejarse corromper por el que dé más. Ahora tiene una puerta secreta para que entre en las elecciones el crimen organizado con su dinero, igual que el de los empresarios, y el del mismo estado. Y no dejarán de ser deudas que se tienen qué pagar. Deberían saber que el mal no se puede frenar con el mal.

Hoy, por más costoso que sea nuestro voto, no es seguro; no cuenta a la hora de contar, hay nuevas trampas; y los autorizados de ser árbitros y jueces, no son de fiar. Hoy, no gana el que tiene más votos, sino más mañas y más poder.

Ojalá que el Estado y los Partidos le devuelvan al INE lo que le robaron: su plena autonomía, su honestidad, su austeridad. Pareciera que en México el INE más que una realidad, sigue siendo una utopía. Mientras tanto, nosotros, los del pueblo, hay que votar para que el voto se respete sea libre y cuente a la hora de contar.