“BALANCE DE LOS SISMOS Y TEMBLORES MEXICANOS: SOLIDARIDAD Y MUERTE”

0
36

Quisiera empezar este balance, aprendiendo de la sabiduría popular: “más vale prevenir que lamentar”. Basado en este dicho muy bien dicho, los invito a preguntarnos –Japón, tierra de sismos y temblores, sacudido sin falta todos los años con sismos de 7° y 8° grados… ¿por qué su saldo es blanco o de uno a dos muertos?- En cambio México, ¿por qué sigue teniendo tantos muertos y tan vastas zonas colapsadas que ya no pueden sostenerse en pie? ¿Por qué tan grande diferencia?

Y la respuesta mexicana es muy simple, pero hagámosla detallada. Pienso que nuestra PREVENSIÓN no fue lo suficientemente preventiva. El adquirir la cultura de la ordenada evacuación, en caso de temblor, en nuestro caso el mismo día del ensayo, nos demostró que es buena, sí, pero muy insuficiente.

La verdadera causa, madre de nuestra tragedia mexicana, pienso, hunde sus raíces en tres grandes males mexicanos: el mayor, LA POBREZA de muchos mexicanos condenados a vivir en casas que están en permanente amenaza de ser causa de muerte. La segunda, no menor, LA CORRUPCIÓN de nuestros gobernantes que nos arrojan a la trampa de vivir en edificios que, por sobornos y chuecuras suyas, no cumplen los requisitos en casos de sismos y temblores, aunque los papeles oficiales digan lo contrario. Y la tercera, sin duda, es EL POCO APRECIO QUE LOS MISMOS TIENEN A LA VIDA HUMANA cuando planean y presupuestan, con muy poco dinero invertido, en las viviendas populares y escuelas, hechas para encontrar una solidaria muerte en condominio.

Y concluyo este balance, diciendo: NOS SOBRA CARIDAD Y SOLIDARIDAD AL PUEBLO MEXICANO. Y NOS FALTA UN BUEN GOBIERNO QUE DÉ LA VIDA POR SU PUEBLO.