Les saludo en la alegría del Amor de Dios.

0
31

Inició el mes de Octubre, mes de recordar la misión de todos nosotros como Iglesia y mes también del rosario.

Cada bautizado somos misioneros por la gracia y envío de Jesucristo, ha hecho un pueblo (la Iglesia) para que reciba su Amor y esa alegría la transmitamos a todos los demás. Somos testigos de Cristo Resucitado.
Debemos ser ejemplo de Cristo, que camina entre nosotros y lleva su paz y mensaje también con nuestras mejores acciones. Ser bautizado es ser Misionero y esto significa que construimos el Reino de Jesucristo; ya sea en la familia, en el barrio, en el trabajo, en el descanso, en la forma de comportarnos y estar con Dios vamos misionando. Pero hoy nuestro México necesita la fuerza de cada bautizado, es decir cada Misionero, vivamos nuestra fe y transmitamos a los demás el Evangelio. Vivir La Paz, la caridad, la verdad, la justicia, y de forma especial hablar de la fe en Jesucristo nos hace cumplir nuestra misión. Agradezcamos que nuestra diócesis tiene más de 30 sacerdotes diocesanos en misión, en el País y fuera de Él. Oremos y ayudemos a las Misiones, pero vivamos la fuerza constructora de nuestra misión.
El mes del rosario es una gran oportunidad de recordar el Evangelio y obtener paz, es una ayuda al Espíritu y en la lucha contra un mundo que se acelera sin más dejando momentos de paz. Rezar El Rosario es una invitación de Nuestra Madre Santísima y cuánto bien nos consigue. Rezar El Rosario es consuelo y equilibro del alma que siempre necesita de Dios y su Obra.
Encomendándoles a María santísima con el rezo del Rosario, les envío mi bendición.

Con mis oraciones y mi bendición:

+ Mons. Jorge Alberto Cavazos Arizpe.