LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES Y TENDREMOS MEJORES GOBERNANTES

0
235

“EN MÉXICO SE COMPRA LA VERDAD Y SE VENDEN LAS MENTIRAS”

Hace dos mil años, por una fuerte suma de dinero de los Sumos Sacerdotes, los soldados, custodios del sepulcro de Jesús, mintieron, afirmando que los discípulos robaron el cuerpo de Jesús mientras ellos estaban dormidos. Y muchos creyeron.

Comprar la verdad o vender la mentira, ha sido, y será siempre, una mala costumbre de los poderosos. Entre nosotros, así ha sido escrita la historia mexicana. Y aún no nos hemos dado cuenta de que nuestros máximos héroes fueron patrióticos villanos. No es, pues, la misma historia, la que escribieron los vencedores, de la que escribieron los vencidos. Y es que la verdad la cambia el Poder por muchas mentiras convenientes, para eso tiene el dinero y, en caso extremo, el silencio de la muerte.

Vivimos, hoy, en un mundo en que la mejor política se vale de la mentira para vencer. De eso, todos los que aspiran al poder, están más que convencidos. Por eso, en nuestras campañas electorales que, ya empezaron, todos los partidos saben que decir la verdad los hará perdedores. Así que, hay que mentir como si fuera verdad todo lo que prometen, y hay que negar, como si fuera mentira todo de lo que se les acusa.

¿Cuál es, pues, la ética política de la verdad, cuando los poderosos han quitado todo límite entre la verdad y la mentira? ¿Es ética política la que no  exige a los políticos el debate de las verdades básicas y de las mentiras verdaderas?

En las próximas campañas exijamos: no promesas mentirosas sino propuestas creíbles; no pleitos de lavaderos sino debates de proyectos; no fantasiosos anuncios del México que sólo existe en esas imágenes que contaminan los MCS, sino en las puntuales declaraciones de los aspirantes sobre los bienes que tienen, su historial de honestidad, su probidad en sus manos que no roban, etc. etc.

LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES Y TENDREMOS MEJORES GOBERNANTES